Ella asintió, sopesando sus palabras. Tenía razón. El encuentro anterior había sido tórrido, casi demencial. Seguía dándole vueltas a cómo Miguel conseguía excitarla tan solo con ponerla en situación, y sabía que para él también había sido una experiencia intensa.

Read the PostEl hombre fetichista (viii)

Hace ya dos semanas que salí de Madrid, sola, con un billete de Europass, mucha ilusión y muy poco dinero en el bolsillo para recorrer lo que pueda de Europa.

Read the PostEl tren a Colonia