Ella asintió, sopesando sus palabras. Tenía razón. El encuentro anterior había sido tórrido, casi demencial. Seguía dándole vueltas a cómo Miguel conseguía excitarla tan solo con ponerla en situación, y sabía que para él también había sido una experiencia intensa.

Read the PostEl hombre fetichista (viii)