Es novela romántica, ¡no rosa!

Novela romántica

 

Hoy vengo a reivindicar la novela romántica. En todos sus subgéneros y acepciones. Desde la candorosa (o no tanto) Young adult, pasando por la documentada histórica, y por supuesto, para mí­ la reina entre las reinas, la romántica erótica.

No sé si esto va por oleadas, o yo desconocía el nivel real de prejuicios que maneja la gente cuando se habla de novela romántica, pero llevo advirtiendo de un tiempo a esta parte, que el tema es recurrente: «Yo no leo novela rosa», «eso es porno para mamás», «Ah, pero escribes romántica/erótica…uhm, ¡oh, bueno!», con la subsiguiente pérdida de interés.

Es novela romántica, ¡no rosa!

Novela rosaEsto es lo primero que me apetece aclarar. Muchas personas utilizan el término porque es el que conocen, y lo hacen sin intención de insultar, pero, por favor, ¡no lo uséis! Porque, al contrario de otros géneros, como la novela negra, a ese rosa se le dan connotaciones negativas. Es incluso peyorativo, porque la mayoría de las veces se acompaña de cierto tufillo intelectualoide y/o superioridad moral de quienes «no leen eso».

Veamos.  Esas personas, ¿leen algo? Porque me he encontrado con que más de uno, y pongo uno porque esa especie de condescendencia se da más bien en el género masculino, que utiliza ese nombre en un tono despectivo, y que no ha abierto más que el Marca, el As o el Forocoches para leer. Por encima.

La novela romántica tiene como público lector principal, aunque no exclusivo, a las mujeres, que, según todas las encuestas, somos las que leemos. Una lectora de romántica compra entre unos 10 a 30 libros al año y me quedo corta. No es raro encontrar lectoras que se ventilan tres libros a la semana. Porque sí­, elevamos la media lectora del país donde el 40% de la población no ha leí­do ni un solo libro en el último año. Y me incluyo porque antes que escritora, soy una lectora voraz, de otros géneros también, pero de romántica y erótica, más.

El famoso porno para mamás

Y lo dicen muchos que verán porno coitocentrista, con el placer centrado en el hombre y totalmente irreal.

Las «mamás» (mujeres entre 30 y 65 años, tengan o no niños) somos el mayor nicho lector, y además, con mayor poder adquisitivo, dentro de las lectoras. Y leemos romántica y erótica porque con la edad se pierden un montón de prejuicios y se busca el probar cosas nuevas en la lectura y en otros ámbitos. Por si no los conocí­as, la lectura de erótica tiene amplios beneficios, de manera que no veo cómo va a ser eso algo digno de condescendencia por parte de quienes no lo leen.

Novela eróticaA modo de dato curioso, hace un tiempo, me encontré con este titular en La voz de Galicia, de un autor promocionando su libro. «Cuando trato el tema sexual, lo hago más fuerte que cualquier libro erótico». Como me pongo el parche antes de la herida, la frase ya me generó arrugamiento de nariz, y mi primer pensamiento fue: «No lo leas, Mimmi. Seguro que va a denostar la erótica, diciendo que no escribe erótica, pero utilizando, por supuesto, todos los recursos de la erótica». Pero como, al contrario de lo que pueda parecer a veces, no soy una bruja despiadada, concedí­ a la noticia el beneficio de la duda y la leí completa.

¿Qué me encontré? Extractos como este:

«Yo no lo califico como una novela erótica, porque no lo es. Para nada se parece a Cincuenta sombras de Grey». ( Y yo, poniendo los ojos en blanco cual Anastasia Steele).

«Por la temática y los personajes, hay un alto contenido erótico y sensual». Un momento. ¿Eso no es EXACTAMENTE una novela erótica? Mi estupor aumentaba por momentos.

Sobre el protagonista masculino: «Le encanta trabajar como escritor y salir cada noche y seducir a una mujer».

Sobre la protagonista femenina: «Una mujer de gran belleza, pero que está cansada de que lo hombres la quieran solo por el físico».

¡Felicitaciones! Acaba de nombrar dos de los estereotipos más recurrentes de la novela romántica. Solo que no es romántica. Ni erótica. ¡Válgame Dios, usted, por supuesto, no escribe nada de eso! Si lo dice el periódico, habrá que creerlo.

Novela románticaNo voy a seguir esta lí­nea de pensamiento, pero me llama la atención que los escritores eviten compararse con el género más leí­do de toda la literatura actual, pero que utilicen los clichés y recursos del mismo vendiéndolos como algo novedoso. Lo de utilizar el gancho de Cincuenta sombras, ya ni lo analizo.

El erotismo en la novela es cada vez más transversal. Empapa cada vez más géneros literarios, no solo la novela negra, que siempre ha estado salpicada de rojo pasión, sino la contemporánea más sosa. Y a mí­ me parece perfecto. Un recurso es eso, una herramienta, y (bien usada, que esa es otra), debe estar al alcance de todos, pero ¿por qué sigue denostándose entonces la novela romántica y erótica? Un poco de coherencia, por favor.

Es cierto que el panorama está plagado de borradores autopublicados de personas que no cuidan su producto literario, pero entre ellos hay publicaciones maravillosas que merecen la pena. Hay de todo, en todos los géneros. Si no, daos una vuelta por fantasía. El panorama es bastante parecido, sobre todo en el mundo Kindle Unlimited de Amazon.

Una lectora que supera los 40 libros anuales me contaba que normalmente los que opinan así­, son los que menos leen. Lleva participando en clubs de lecturas desde hace décadas (sí­, es de las consumidoras de porno para mamás, igualita que yo), y observa que un gran lector suele respetar lo que leen los demás, porque sabe que, con independencia del género, siempre hay algo enriquecedor detrás de un libro.

¿Eso es como Corí­n Tellado?

 

Corín Tellado
Atentos al rostro de la protagonista.

Otra frase manida. Como si no hubieran pasado ya unos cuantos años y la sociedad no hubiese cambiado nada, y con ella, la temática de la romántica y la forma de tratarla. Pero, de nuevo, ¿qué tiene de malo Corí­n Tellado? En 1962, la UNESCO declaró que es la autora española más leída después de Cervantes. Y es la autora sin duda más vendida, con unas cifras de más de 400.000.000 de ejemplares.

Y sigue vendiendo, tanto, que PLANETA ha apostado por reeditar toda su bibliografía en un sello exclusivo. Leí­a muchísimo, y le encantaban Dumas, Balzac y Delibes entre otros. Además, tuvo los ovarios de escribir una erótica (se la ha llamado inocente pornógrafa por su capacidad de describir la pasión sin escenas explí­citas de sexo) en plena época del franquismo, y su obra ha sido estudiada por Cabrera Infante o por Andrés Amorós.

¿Sabías que bajo el seudónimo de Ada Miller, publicó varias novelas eróticas? Tengo que hacerme con ellas. ¡Están en Amazon! Ya tengo una en mi poder. Os cuento en un próximo post.

En conclusión

Según una animadísima conversación con tres amigas y fieles lectoras, estas son las razones por las que leemos romántica, sea cual sea el subgénero:

«Leo novela romántica y erótica porque soy una mujer inteligente, porque me apetece evadirme del mundo de la medicina» (Macarena), «porque me da igual que piensen que baja el listón de mi supuesta buena imagen de lectora, porque quiero distraerme y disfrutar, y la romántica tiene ese Je ne sais quai que engancha y te remueve: sea la conciencia, ¡o las bragas!» (Gaby) «La lectura no puede ser negativa de ninguna de las maneras porque todo lo que leamos nos va a enriquecer  de una forma u otra» (Macarena).

Novela erótica Milo Manara
Milo Manara, ¡qué bien nos conoces!

«Porque muchas veces, quienes critican, lo último que han leído es el Quijote en el colegio». (Yolanda)

«Da igual el género, lo importante es que remueva. Ya sea algo muy thriller que me ponga los pelos de punta, o algo como Diagnóstico del placer que me pone el clí­toris en pie». (Gracias, Gaby, por esas bellas y explícitas palabras).

«Me gusta verme reflejada en ciertas situaciones, que logre meterme en otra vida, otro mundo, otro punto de vista». (Yolanda).

«Un libro que te hace arder, sentir con los personajes y que una vez que lo acabas te deja un vací­o tan enorme que no puedes empezar otro en un tiempo es un buen libro, y, en mi caso, hay muchos de romántica que lo han conseguido». (Macarena)

 

¿Quieres más razones? Os pongo una imagen que ha compartido por estos días la escritora de romántica contemporánea Laura Sanz, y que resume muy bien todo lo que hemos hablado en el post:

Novela Romántica Laura SAnz

«Leo romántica porque soy una mujer inteligente y porque me da la gana

 

©Mimmi Kass
Radiografía del deseo portada

 

Si te ha gustado este post, disfrutarás también con mis novelas.

Radiografía del deseo es la primera novela de la serie En cuerpo y alma. Doce mil kilómetros separan los lugares de origen de Erik y de Inés: su crianza, su idiosincrasia, su manera de ser. Pero el deseo y la atracción se hacen inevitables en este choque de titanes. El sexo lo inundará todo, ¿podrá surgir algo más?

El primer capítulo está disponible en este enlace: El retorno.

El segundo capítulo también, en este otro enlace: Residentes.

Si te apetece leer el extracto gratuito que ofrece Amazon, lo tienes aquí también.

 

 

 

 

Diagnóstico del placer ya está disponible en Amazon. Si disfrutaste con la primera entrega, te emocionarás con la continuación. El erotismo y los sentimientos entre Inés y ERik se profundizan, su vocación se tambalea y el sexo adquiere dimensiones nunca antes exploradas. ¿Te atreves a salir de tu zona de confort?

El primer capítulo está disponible para su lectura en este enlace: La cruda realidad.

El segundo capítulo también, en este otro enlace: El procedimiento.

Si te apetece leer el extracto gratuito que ofrece Amazon, lo tienes aquí también.

 

 

 

 

Ardiendo es mi última novela, publicada bajo el sello editorial HQÑ de Harper Collins Ibérica. La mezcla perfecta entre erotismo y suspense, la vida de héroes anónimos hecha novela, ambientada en el peligroso y fascinante mundo del fuego, con los paisajes de Galicia de fondo y una maravillosa historia de amor. En todas las plataformas de Harper Collins Ibérica.

Puedes leer aquí el prólogo.

Y también el primer capítulo: El diablo del fuego.

Si te apetece leer el extracto gratuito de Amazon, lo tienes aquí también.

 

Envía https%3A%2F%2Fmimmikass.com%2Fes-novela-romantica-no-rosa%2F por email
Javiera Hurtado Written by:

5 Comments

  1. 19 Mayo, 2017
    Reply

    Me ha encantado el post ! Lo importante es leer y evadirse , nunca mejor dicho !! Un beso

    • Mimmi Kass
      19 Mayo, 2017
      Reply

      ¡Bienvenida a mi rincón, Elizabeth! Mil gracias por tus palabras. Has dado en el clavo: lo importante es LEER.
      Un beso grande.

  2. 21 Mayo, 2017
    Reply

    ¡Hola, Mimmi! Me ha encantado el post y piento como tú y como las lectoras que han compartido contigo su opinión. ¿Qué le importa a la gente que leamos romántica (y erótica), mientras leamos y disfrutemos haciéndolo? Lo peor es cuando quienes se meten con el género son personas que no han leído más allá de las lecturas obligatorias del colegio, periódicos, revistas o cosas por el estilo.

    En fin, un buen tema que da para hablar mucho. No deberíamos juzgar a los demás por lo que leen. Nunca.

    Saludos.

    • 23 Mayo, 2017
      Reply

      ¡Gracias por tu comentario! Y bienvenida de nuevo a mi rincón. Es necesario poner un poco de cordura entre tanto desvarío, ¡fuera prejuicios! Y larga vida a la romántica. Un beso, linda.

  3. 24 Mayo, 2017
    Reply

    ¡¡¡Bravo!!!!
    Maravillosa defensa de la novera romántica. Reconozco que no es mi género favorito, pero eso no significa que lo infravalore, ni mucho menos. Cada cual tiene sus gustos y todos son respetables.
    ¡Menos postureo cultureta y más amor!
    Besicos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *