A corazón abierto ya tiene portada

Portada de A corazón abierto: cómo se fraguó

Ya tenemos la portada de A corazón abierto. Ha sido un proceso largo, laborioso y hasta duro, en algunos momentos. Nerea Pérez Expósito, de Imagina Designs, y yo hemos puesto mucha ilusión y no pocas horas de trabajo para que revele en cada pequeño detalle el nuevo camino que toma la historia de Inés y Erik.

En el proceso han pasado un montón de cosas que me gustaría compartir. Anécdotas que seguro rodean a cualquier portada, pero que no suelen llegar hasta vosotras.

EL FONDO

A corazón abierto portada alternativa

El primer gran desafío fue que quería marcar una diferencia con los tres libros anteriores, que la portada de A corazón abierto reflejase el giro de la historia, ahora más madura, más asentada y más intensa entre Inés y Erik. Probamos muchas cosas y estuvimos a punto de cambiar el color del fondo. Debo reconocer que el blanco me encantaba, y el morado también, así que me pasé casi dos semanas volviendo locos a mis chicas del núcleo duro literario, a mis tocapelotas, al vikingo y a mi familia para pedir opiniones (os amodio a todos después de esto, en serio).

Mi padre me dio el mejor consejo que pude recibir después de tirarme de los pelos durante días, porque lo malo de trabajar con Nerea es que me encanta TODO lo que hace y me cuesta muchísimo escoger entre las opciones que me ofrece. “Javiera, si le preguntas a seis personas diferentes, tendrás seis opiniones diferentes. Haz lo que te diga el corazón. Nunca mejor dicho”. Así que le hice caso y escogí el negro porque el lila y el turquesa destacan de manera brutal sobre el negro. Y ahí respiré.

LAS FLORES

Otro elemento que quería añadir, porque está en consonancia con lo que encierra la novela de A corazón abierto, son las flores. Buscamos y buscamos algo que cuajara con el dibujo del corazón anatómico que ya es seña de identidad de la serie, ¡y no encontrábamos nada! Así que Nerea las pintó. A mano alzada. Para alguien que dibuja una figura humana con un círculo por cabeza y cuatro palitos de cuerpo y extremidades, esto es una auténtica hazaña y un privilegio. Nere, ¡gracias! Estoy feliz de que tu arte forme parte de mi portada.  Podría contaros detalles de cada flor y eternizarme con el post, pero solo os diré que está mi flor favorita: el tulipán. ¿Sabéis que me casé con un ramo precioso de tulipanes amarillos? Algún día os lo enseñaré.

LA MANO

Ay, la mano. Un elemento importantísimo en la portada de A corazón abierto, y todas las manos de las fotografías de stock que buscamos,que fueron muchísimas, sostenían mal el porta agujas, que es el instrumento quirúrgico que veis en la portada. Porque no, no se agarran como si fueran unas tijeras. Cada dedo cumple una función específica, sea dirigir, proporcionar precisión, equilibrar y dar fuerza al punto de la sutura.

Harta de perseguir lo que parecía el Santo Grial, me agencié un porta agujas del hospital y le pedí al vikingo, que tiene más paciencia que un santo, que posara para un book. Aquí tenéis algunas de las pruebas que hicimos. Dudaba entre mostrar las venas masculinas (¿os he dicho que soy muy fetichista de las manos masculinas?), o darle más importancia al instrumental. Y ahí entraron en juego la opinión de algunas cirujanas, mi hermana pequeña y un par de lectoras, que destacaron la sensación de movimiento de la finalmente escogida. ¡Eso se llama tener asesoría de lujo!

A-corazon-abierto-portada-novela-romantica

Novedades de la serie En cuerpo y alma

La novela de A corazón abierto estará disponible en formato ebook en Amazon en noviembre. Un par de semanas después, estará disponible en formato tapa blanda.

Por esas fechas, sacaré también la segunda edición de Radiografía del deseo. Ha cumplido con creces el objetivo que me marqué como tirada editorial, y está revisada, corregida, ampliada con algunas escenas que sé que os gustarán, porque…¿no se os quedaba corto Erik en la primera novela? No adelanto más, pero valdrá la pena releerla.

Otra novedad importante es que, aunque no voy a prescindir de mi seudónimo, la segunda edición y espero que sucesivas, irán firmadas con mi nombre: Javiera Hurtado.

Aunque nadie a estas alturas desconoce quién soy, a qué me dedico y lo que escribo, me apetece continuar mi evolución como escritora con quien soy en realidad y dejar Mimmi Kass, seudónimo al que adoro, para mis escritos más eróticos como la serie Fetiches, los relatos y artículos en Volonté, el blog de LELO, y esta página que fue mi primera ventana al mundo exterior como escritora.

Ya os contaré…

EDITO: ¡Tengo a las mejores lectoras y lectores del mundo!

Mil gracias por la acogida de la portada de A corazón abierto. Nunca me cansaré de repetirlo: sois la gasolina que alimenta el motor de mi escritura, y ahora mismo mis dedos vuelan sobre las teclas para que llegue a vosotras la nueva historia de Erik e Inés.

Con todo cariño,

Mimmi Kass – Javiera Hurtado.

Si todavía no conoces la serie En cuerpo y alma, te invito a descubrir una historia que se meterá bajo tu piel.

author.to/MimmiKass

3 Comments

  1. 30 septiembre, 2018
    Reply

    ¡Hola, guapa! Menudo artículo más completo. No sabía que te habías planteado cambiar el fondo de este libro, pero me alegro de que haya permanecido el negro como color de fondo. Creo que la publicación de la segunda edición del primero me motivará para leer la primera durante este mes, a ver si consigo terminarla a tiempo jeje. La verdad es que me encantan todos los detalles, Nerea ha hecho un gran trabajo con la portada *-*

    Saludos <3

    • 31 octubre, 2018
      Reply

      ¡Hola, linda! Un gustazo verte por aquí de nuevo, mil gracias por comentar. Creo que ha sido un acierto, porque destaca muchísimo el detalle de las flores. ¡Espero que la historia te guste todavía más! :*

  2. Karina
    1 octubre, 2018
    Reply

    ¡Me encanta! 😍 Es preciosa, muchas felicidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.