5 Razones para incluir un tercero en tu cama este San Valentín

Hoy me apetece hablar de sensaciones. Pero no sobre las generadas por un libro, aunque sé que tengo varias deudas pendientes. Voy a contaros algo sobre un… amigo especial.

El propósito es meramente científico, claro. Ya sabéis, documentación para mis relatos y novelas. Ya me vais conociendo: soy bastante exhaustiva en mis temas de estudio. Además, se acerca el esperado, y también muchas veces odiado, día de San Valentín y, ¿quién sabe? Quizá le saquéis provecho en uno u otro sentido.

Esto de incluir compañeros de cama más allá de tu pareja no siempre es asunto sencillo. ¡Oh!, no me refiero a una tercera persona, (me encantaría asomarme a vuestras mentes perversas por un agujerito en este momento). Hablo de un juguete. Un juguete sexual.

En este post, os voy a dar unas cuantas razones de peso para valorar incluir un ratoncito de estos en vuestros juegos. En pareja, o sin ella. Así de generoso es.

 

 5 RAZONES PARA INCLUIR UN TERCERO EN TU CAMA ESTE SAN VALENTÍN

La primera vez que alguien se enfrenta a presentarle un juguete a su pareja pueden ocurrir varios escenarios. Lo ideal es hablarlo antes, claro, que sea consensuado. Pero si se quiere sorprender, puede que sus ojos brillen ante el regalo y que se abra ante ellos un mundo de posibilidades. Esto es genial. Pero otras veces, saltan las dudas. ¿Por qué necesitamos esto? ¿Mi pareja estará insatisfecha? ¿Yo no soy suficiente? O incluso puede llegar a percibirse el juguete como una amenaza.razones-incluir-tercero-san-valentin

Lo cierto es que añadir un grado más en el componente lúdico del sexo puede llegar a ser sublime, divertido, sorprendente y alcanzar además, cotas de placer insospechadas. Si nunca has tenido un juguete, yo te recomiendo empezar por este aparatito.

No os fiéis de su aspecto inofensivo, os aseguro que es tecnología punta escandinava de primerísima calidad. No voy a eternizarme en describir envoltorios y valores añadidos, eso, que lo haga la marca (por cierto: no. Ni un euro, por si os lo estábais preguntando), me voy directamente al primer punto de mi revisión.

1. FORMA Y DISEÑO

El Siri es lo que se conoce como un vibrador para estimulación externa. No está pensado para la penetración. Cabe perfectamente en el hueco de la mano, y sus formas son suaves y redondeadas. Como veis, tiene una zona de color blanco, de plástico ABS satinado nada duro, que contiene los cuatro botones de control. La zona de color púrpura es de silicona médica, deliciosa al tacto, y resistente. La sensación al tocarlo es casi de terciopelo, y trasmite la vibración de manera muy acabada. La zona que se aplica a la piel es plana, y termina en una punta roma con la que sí se puede insinuar una ligera penetración.

vibrador-externo-siri

Esta forma ofrece muchas ventajas frente a los vibradores fálicos. Para aquellas mujeres que prefieren una caricia más sutil, con una superficie plana que disipa la fuerza de la vibración, y no una punta que puede resultar demasiado  agresiva. Además, y esto es parte de la psicología masculina, no lo digo yo, los hombres no perciben el juguete como un competidor de su propio equipamiento y se muestran menos reacios a probarlos con sus parejas. Si tienes a tu lado a un escéptico, purista de lo natural: este es tu vibrador.

2. POTENCIA

Si hay una razón por la cual esta marca bate a sus competidores, no es el diseño. Hay nuevas marcas más baratas que le pisan los talones y casi tan bonitas, pero en lo que hasta hora son insuperables, es su motor. Si lo encierras en tu mano cuando vibra a la máxima potencia, lo sientes en el hueso hasta el codo. Así de crudo. Teniendo en cuenta su pequeño tamaño, la vibración es exquisita, y potente. Rara vez vas a necesitar utilizar el último nivel durante mucho tiempo.

razones-tercero-pareja-san-valentin

Parte de la razón es que es recargable, claro. Como buen vibrador que se precie, nada de pilas que se agoten, se olviden o se gasten con el tiempo. Cual teléfono móvil, se enchufa a la corriente y en unos veinte minutos, lo tienes full carga y en perfecto estado de revista para dos horas de delicioso placer.

 3. MANEJABILIDAD

Otra ventaja son los botones de control. Muy intuitivos para la cantidad de órdenes que emiten y no rompen el diseño, porque, ¡qué importante es que sea sugerente a la vista y al tacto, y estéticamente bonito!, y en este caso, es precioso y además, manejable.

Los signos más y menos encienden el ratoncito y manejan la potencia: ocho niveles de graduación desde un temblor lento como un tortura hasta una rabiosa reverberación, casi insoportable.

SIRI-controles-vibrador

Los triángulos cambian el modo de vibración: constante, en ráfagas lentas, en ráfagas rápidas, in crescendo con dos niveles de amplitud, y un modo aleatorio con ráfagas de duración, potencia y amplitud al azar, que hacen sublime la experiencia en solitario.

4. VERSATILIDAD

Ahora que ya sabemos cómo sacarle partido, la idea es ponerlo en práctica.

Una idea es que, en vez de tirarse directamente al dulce (dulce = zonas erógenas, una expresión que me traje de Chile y que me encanta utilizar), mejor dar un torturador rodeo.

Una buena manera de empezar sería acariciar con una vibración constante e intermedia en el cuello. Sí. En esa zona de la piel, justo debajo del lóbulo de la oreja, siguiendo en una línea hacia el hombro, que provoca escalofríos, y que empiece a activar esa corriente de placer que conecta todos los puntos calientes del cuerpo. vibrador-externo-san-valentin

También se puede hacer un pequeño masaje sobre los trapecios, esos músculos sobre los hombros, que hundiendo las yemas de los dedos con fuerza, hace que comencemos a hiperventilar.

Deslizarlo hasta llegar a los pezones, quizás en el modo de ráfagas cortas y potentes, rodearlos en círculos y presionar, aplastándolos, mientras la vibración va haciendo su trabajo.

Llevarlo hacia el sur, siguiendo la línea alba y… ¡Oh!

Un pequeño inciso. Aunque si nos lo tomamos con calma estaremos lo suficientemente endulzadas, quizá se necesite un poquito de lubricante para que deslice de manera óptima a este nivel. Es cuestión de gustos, pero lo menciono para que lo tengáis en mente. También podéis endulzarlo con vuestra propia humedad, introducirlo un poquito hasta que esté impregnado y así no tener que utilizar productos artificiales. Ya sabéis, hay que cuidar el medio ambiente en todos los pequeños detalles.

Un paseo por los labios mayores y circundando las áreas que rodean al clítoris, pero sin tocarlo, para permitir que la zona se sensibilice, se inflame y se haga más receptivo a cualquier toque después. Y como guinda del pastel… apoyarlo en el núcleo del placer y gatillar la petit mort. Os aseguro que a estas alturas, no necesitareis mucho tiempo.

Y, ¿por qué no? Seguir el mismo camino y llegar a la erección de tu hombre, recorrer su envergadura, pasearlo por sus testículos y torturarlo un ratito con la vibración.

No podéis decir que no os he dado unas cuántas ideas…

5. ALGUNOS APUNTES AÑADIDOS

Una advertencia: no es barato, pero vale la pena. El porqué, salta a la vista, pero por si faltaba algo, este modelo en concreto trae algunas peculiaridades que me parecen dignas de destacar. La mejor es que tiene un modo programable para que vibre al ritmo de la música que esté sonando en ese momento. También puede dirigirse por control remoto.

El nombre del ratoncito es Siri, y la marca es sueca y se llama LELO, pero podéis buscarlo en cualquier tienda si lo preferís a comprárselo directamente a ellos.

Las posibilidades son infinitas.

bondage-vibrador-eroticImagina que en vez de tus manos, son la de tu amante las que dirigen el ratoncito.
Imagina que, además, estás inmovilizada de pies y manos, y con los ojos vendados….
Imagina y disfuta…

 

¡Oh! Y una última cosa. Lo digo en todos los ámbitos, y aquí creo que se aplica todavía más: siempre es mejor vivirlo a que te lo cuenten…

Deseo que hayas disfrutado con este post, y si es así, ¡comparte! Si te apetece complementarlo con alguna sensación más, estaré encantada de recibir tus comentarios.

Con cariño,

©Mimmi Kass

Envía https%3A%2F%2Fmimmikass.com%2Frazones-incluir-tercero-san-valentin%2F por email
Mimmi Kass Written by:

5 Comments

    • 5 febrero, 2016
      Reply

      Hola, Clara. Bienvenida y gracias por tu comentario, me alegra que te guste mi manera de escribir. Si te digo la verdad, me he pensado mucho si editar o no tus enlaces. No estoy acostumbrada a que terceros hagan publicidad y consigan ventas a mi costa :P, pero mira, eres la primera y nunca he eliminado un comentario y no voy a empezar ahora. ¡Buena suerte con tu tienda!Besos, Mimmi.

  1. claravedu
    20 marzo, 2016
    Reply

    Gracias por publicar mi comentario. Sólo pretendía aportar mi experiencia en este tema y dar a conocer una sexshop de la que soy cliente, ya que es de una buena amiga.

    Si no te importa me gustaría poder seguir comentando tus publicaciones, sin hacer comentarios comerciales. Y si quieres, que mi amiga te comparta en sus redes sociales.

    Muchas gracias por todo. Besos.

    • 20 marzo, 2016
      Reply

      ¡Por supuesto! Eres bienvenida. En otros blogs se publican los comentarios pero se eliminan los enlaces, y ya ves que yo no lo he hecho. ¡Aún no tengo claro cuál va a ser mi política al respecto! ?

  2. claravedu
    20 marzo, 2016
    Reply

    Graciassssssssssssss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.