Tag:

BDSM

Ella asintió, sopesando sus palabras. Tenía razón. El encuentro anterior había sido tórrido, casi demencial. Seguía dándole vueltas a cómo Miguel conseguía excitarla tan solo con ponerla en situación, y sabía que para él también había sido una experiencia intensa.

El cuerpo le dolía y clamaba por darle una clausura al devastador encuentro, pero ahí estaba la clave. En prolongar la agonía. En dilatar el final. En no satisfacer el primer impulso. En racionalizar el deseo hasta volverse locos.

Él estudiaba sus largas piernas, pero también la manera en que sus pechos chocaban entre sí y contra sus brazos con cada uno de sus movimientos en un bamboleo sensual. Los pezones sonrosados y erectos le produjeron la sensación ilusoria de tener en la boca un pequeño caramelo de fresa, duro y redondo.

-Te desnudarás frente a mí. Yo estaré cerca, pero no tan cerca como para incomodarte -el tono aterciopelado de su voz masculina hizo que su cuerpo comenzara a revolverse con interés -y después, te vestirás con la lencería y los zapatos que yo elija para tí.

¿Cómo sería exhibirse ante un completo desconocido? Fantaseó con la imagen de su cuerpo cubierto por un delicado conjunto de encaje, frente a un hombre. No percibió que su boca se entreabrió, y se pasó distraídamente la lengua por los labios. Su respiración se hizo más rápida y profunda y sus pezones se erizaron. ¿Cómo sería…hacerlo para él?